Santa Tecla FC: Frutos en poco tiempo

En el centro del continente americano, específicamente en El Salvador, encontramos a uno de los equipos con una de las historias más alegres: el Santa Tecla FC.

El equipo fue fundado en 2007, tras una iniciativa de cooperación económica de dirigentes políticos locales, quienes comprar el cupo en la segunda división del país.

Gana con nuestros pronósticos de fútbol

Tras cinco temporadas, obtuvieron su ascenso a la máxima categoría en 2012, de la mano del entrenador argentino Osvaldo Escudero, quien fuera exjugador del poderoso Boca Juniors (obteniendo un título en 1981), Racing de Avellaneda, Rosario Central, entre otros clubes importantes de su país natal. Incluso llegó a ser campeón en 1979 con la camiseta de la selección argentina, en el Mundial Sub 20 de ese año disputado en Japón.

Todo festejo

Una vez que el equipo de Santa Tecla pisó la primera división, inmediatamente todo fue un mar de felicidad, éxitos y logros. Apenas transcurrieron tres años, cuando se hicieron con el título del Torneo Clausura 2015, derrotando en la final al conjunto Isidro Metapán (venían de ser campeones durante cuatro años seguidos) y festejando su primer lauro en su corta historia.

Lograron obtener el pase a su primer torneo continental, la Concacaf Liga de Campeones, donde no pudieron conseguir una sola victoria en un grupo que compartieron junto al Real Salt Lake (Estados Unidos) y Municipal (Guatemala).

En el Apertura 2016, Clausura 2017 y Apertura 2018, también lograron salir campeones, formando una sólida base de jugadores, entre los cuales destaca el ariete brasileño Ricardo Ferreira, quien además es el máximo goleador en la historia del club (49). En 2018, en su segunda y última participación en una cita continental, fueron goleados en el global 5-2 ante el Seattle Sounders, culminando así su participación.

Los “periquitos”

Disputan sus compromisos en el estadio Atlético Las Delicias, el cual tenía originalmente una capacidad de 3000 espectadores, pero ante el éxito de sus inquilos, se hicieron remodelaciones y ampliaciones, contando ahora con un aforo de unos 10000 espectadores.  Sus colores institucionales son el verde y amarillo, por lo cual también se les conoce como el equipo “Periquito” o “Los Verdes”.

De sus jugadores más emblemáticos, aparte del brasileño Ferreira, se encuentra el salvadoreño Gerson Mayén, uno de los pilares en los títulos y jugador frecuente en la selección nacional de su país.

Actualmente, el equipo pasa por una importante situación económica, en la cual existe un déficit de 350.000 dólares americanos, de acuerdo a su actual presidente Eduardo Amaya, la cual compromete seriamente la continuidad de esta institución en el balompié salvadoreño.  Esto ha provocado una estampida de sus jugadores más resaltantes, que ha repercutido en el aspecto deportivo, donde no pudieron seguir su racha victoriosa, y no alcanzaron las semifinales en 2019 por primera vez en cinco años.